Enfermedades Crónicas no Transmisibles
Marzo 19 de 2024

Tasa de Mortalidad por Enfermedades Isquémicas del Corazón –Georeferenciado

Indicador - Gráfica

La Tasa de Mortalidad por Enfermedades Isquémicas del Corazón es el número total de defunciones estimadas por enfermedad isquémica del corazón en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.

Ficha Técnica

Mortalidad por Enfermedades Isquémicas del Corazón

Definición La Mortalidad por Enfermedades Isquémicas del Corazón (MEIC) es el número total de defunciones estimadas por enfermedad isquémica del corazón en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.
Metodología de Cálculo MEIC=(No.total de defunciones estimadas por enfermedad isquémica del corazón en una población / No. total de población ) x  100.000
Fuente del Numerador Estadísticas vitales DANE- Defunciones no fetales - Cuadro 5 de defunciones por grupo de edad y sexo, según departamento, municipio de residencia y grupos de causa de defunción
Fuente del Denominador Retroproyecciones de población departamental para el periodo 2005-2017 y Proyecciones de población departamental para el periodo 2018 -2050 con base en el Censo Nacional de Población y Vivienda - CNPV- 2018.
A partir del año 2020 se toma la serie departamental de población por área, sexo y edad para el periodo 2020-2050 según actualización POST COVID-19
Unidad de medida No. de muertes por 100.000 
Línea de base (Valor/Año) 51.66 (1998)
Responsable del cálculo Así Vamos en Salud
Nivel de desagregación

*Nacional

*Departamental (2005-2023p)

Serie disponible 1998 a 2023p
Periodicidad Anual

Análisis

¿Que dicen estos datos?

La enfermedad isquémica hace parte del pool de enfermedades cardiovasculares que mayor mortalidad genera en el mundo, refiriéndose específicamente a las que se caracterizan por un taponamiento en los vasos sanguíneos ocasionado por diversos factores, especialmente por una anomalía llamada aterosclerosis,  que consiste en el cúmulo de grasa y otros componentes que endurecen las paredes vasculares, haciendo difícil el tránsito sanguíneo hacia los diferentes órganos del cuerpo, generando eventos importantes como infartos o derrames cerebrales (1).

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “la cardiopatía isquémica (73,6 x 100.000 hab.) y el accidente cerebrovascular (32,3 x 100.000 hab.) son las principales causas de mortalidad y discapacidad en las Américas”.  En la región, para 2019 los países que se encuentran en el quintil 5 (80-100%) con mayor cantidad de años de vida perdidos (AVP) por enfermedad isquémica, son Guyana, Haití, República Dominicana, Surinam, Granada, Honduras y Nicaragua, quienes se encuentran por encima de los 2000 AVP.  En el mismo estándar de clasificación, Colombia se encuentra en el quintil 2 (20-40%) con 1.279,1 AVP, con un resultado menor a Argentina, Estados Unidos, Brasil, Paraguay, México, entre otros y superior a Uruguay, Ecuador, Panamá, Canadá, Costa Rica, Perú y Chile (2) .

A pesar de que la probabilidad de morir por enfermedades no transmisibles ha disminuido desde el año 2000, la proyección realizada por la OPS indica que no se alcanzará la meta en la región dispuesta por los ODS, motivo por el cual los gobiernos de los países de las Américas deberán instaurar medidas que aceleren los resultados y por ende disminuyan la mortalidad, discapacidad y morbilidad generada por este grupo de enfermedades (3).  Según la evaluación realizada por los entes rectores en salud a las políticas públicas instauradas por cada país, Colombia está en mora de políticas que limiten la cantidad de ácidos grasos saturados y trans de la producción industrial al igual que políticas en precios como impuestos especiales sobre las bebidas alcohólicas.  Otras políticas como la de reducción en la ingesta de sal, legislación para la plena aplicación del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, prohibiciones o restricciones integrales de la publicidad, promoción y disponibilidad comercial y pública del tabaco y el alcohol, se encuentran parcialmente ejecutadas, temas que ameritan extensa revisión, teniendo en cuenta que el país cuenta con un riesgo del 10% de morir prematuramente a causa de una enfermedad no transmisible (4).

En Colombia, la mortalidad por enfermedad isquémica del corazón mantiene un valor ascendente con el paso de los años, a tal punto que a 2021 se duplicó la tasa de mortalidad por 100.000 habitantes del año 1998, pasando de 51,6 a 103,4 muertes por cada 100.000 hab., situación que debe ser tenida en cuenta desde los entes rectores a nivel nacional, con el fin de implementar las estrategias necesarias para contrarrestar la mortalidad por esta causa.

Para 2023 con información preliminar, al revisar al interior del país se observan a Atlántico, Tolima, Risaralda, Caldas, y Valle del Cauca como los departamentos con las tasas más altas de mortalidad por enfermedad isquémica.  En 2021 es Risaralda quien maneja la tasa más alta (200,97 x 100.000 hab.), seguido de Tolima, Caldas, Valle del Cauca y Quindío, mientras que en 2022 los datos muestran a Tolima encabezando la lista (186,21 x 100.000 hab.), seguido de Quindío, Caldas, Risaralda, y Huila. La tasa del distrito capital para 2022 se acerca a la tasa promedio nacional que para ese año fue de 98,4 x 100.000 hab., cifra que se aproxima a la meta trazada por los ODS para el 2030 en el indicador 3.4.2.P que propone reducir la tasa de mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares a 75 x 100.000 hab. (5).

Es importante generar estrategias que aceleren la disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, impulsando los estilos de vida saludables y promoviendo políticas para desincentivar el consumo del alcohol, tabaco, sal y comidas altas en grasas saturadas.

 

 

Bibliografía

1. OPS. Enfermedades cardiovasculares. [En línea] [Citado el: 01 de 05 de 2023.] https://www.paho.org/es/temas/enfermedades-cardiovasculares#:~:text=La%20enfermedad%20isqu%C3%A9mica%20del%20coraz%C3%B3n,los%20vasos%20sangu%C3%ADneos%20por%20aterosclerosis..

2. La Carga de Enfermedades Cardiovasculares en la Región de las Américas, 2000-2019. Portal de Datos de NMH. [En línea] Organización Panamericana de la Salud, 2021. [Citado el: 15 de 05 de 2023.] https://www.paho.org/es/enlace/carga-enfermedades-cardiovasculares.

3. ENLACE: Portal de Datos sobre Enfermedades No Transmisibles, Salud Mental, y Causas Externas. [En línea] 2020. [Citado el: 15 de 05 de 2023.] https://www.paho.org/es/enlace.

4. OMS. Monitoreo de los avances en relación con las enfermedades no transmisibles 2022 [Noncommunicable diseases progress monitor 2022]. Ginebra : Organización Mundial de la Salud, 2022. pág. 234p. ISBN 978-92-4-005010-5.

5. DNP. Objetivos de Desarrollo Sostenible. [En línea] 2020. [Citado el: 01 de 05 de 2023.] https://ods.dnp.gov.co/es/data-explorer?state=%7B%22goal%22%3A%223%22%2C%22indicator%22%3A%223.4.2.P%22%2C%22dimension%22%3A%22COUNTRY%22%2C%22view%22%3A%22line%22%7D.