Enfermedades Crónicas no Transmisibles
Noviembre 12 de 2020

Tasa de Mortalidad por Diabetes Mellitus-Georeferenciado

Indicador - Gráfica

La Tasa de Mortalidad por Diabetes Mellitus es el número total de defunciones estimadas por Diabetes Mellitus en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.

Ficha Técnica

Mortalidad por Diabetes Mellitus

Definición La Mortalidad por Diabetes Mellitus (MDM) es el número total de defunciones estimadas por diabetes mellitus en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.
Metodología de Cálculo MDM=(No.total de defunciones estimadas por diabetes mellitus en una población / No. total de población ) x  100.000
Fuente del Numerador Estadísticas vitales DANE-Cuadro de defunciones por grupo de edad y sexo
Fuente del Denominador Proyecciones de Población DANE- Cuadro de población por grupo de edad
Unidad de medida No. de muertes por 100.000 
Línea de base (Valor/Año) 14.82 (1998)
Responsable del cálculo Así Vamos en Salud
Nivel de desagregación

*Nacional

*Departamental (2005-2019p)

Serie disponible 1998 a 2019p
Periodicidad Anual

Análisis

DIABETES: ENEMIGO SILENCIOSO

De acuerdo al último informe realizado por la FID (Fundación Internacional de Diabetes), se estima que para 2019 cerca de 463 millones de adultos entre 20 y 79 años están cursando con diabetes mellitus y se proyecta que esta cifra incremente un 1% anual (1), de acuerdo al comportamiento de los últimos años, lo que para 2045 proyecta un aproximado de 700 millones de personas con esta enfermedad.  Se proyecta que en Estados Unidos para 2019 sean diagnosticadas 31 millones de personas, la mayor frecuencia en toda Norte América, mientras  que para 2017 estuvo en 30.3 millones (2).

Si bien la mortalidad por esta causa ha disminuido, es importante resaltar el número de personas que no son detectadas oportunamente y que pueden estar padeciendo la enfermedad de forma sigilosa.  De acuerdo a la OPS cerca del 30 – 40% de personas con diabetes están presentando la enfermedad y aún no han sido diagnosticadas (3), lo que conlleva a generar intervenciones en fases avanzadas de la enfermedad y que por ende se presenten secuelas que puedan ser irreversibles.

De acuerdo al Atlas de la Diabetes, tan solo en América latina se estiman 243.200 millones de muertes por diabetes para 2019 en personas de 20 a 79 años, con mayor proporción en los grupos de edad que se encuentran por encima de los 59 años y una prevalencia de la enfermedad de 9.4% (335.1 millones de personas), de los cuales tan solo 127.200 casos corresponden a infantes o adolescentes con diabetes tipo 1.  Lo anterior equivale a un gasto en salud de 69.37 billones de dólares (1).

Según datos de Así Vamos en Salud Colombia reportó una tasa de 15,54 para el año 2019, la cual disminyó respecto al año anterior. A nivel departamental Santander, San Andrés, Norte de Santander y Meta registraron tasas por encima de 22.0, mientras Córdoba y La Guajira registraron tasas de 8.1 y 7.4 respectivamente.

En Colombia para 2017, la Cuenta de Alto Costo (CAC)  reportó 1.099.471 casos  de diabetes, evidenciando que la mayor carga de la enfermedad se registra en la región central, incluida Bogotá, responsable del 46% de los casos reportados, lo que equivale a un costo de 2.4 billones de pesos para el sistema de salud, sin contar los costos que no son calculados y son los generados al interior de cada familia (4).

De las complicaciones que se derivan de la enfermedad, el pie diabético es una de las más relevantes, dado el alto porcentaje de morbilidad que genera.  Se considera que para 2019, cerca de 60 millones de personas presentan daño vascular y/o nervioso, evidenciado en pie diabético (1), perjuicio que se puede prevenir con los adecuados cuidados, teniendo un diagnóstico acertado de forma oportuna.  Es imprescindible que se reconozca de manera temprana, las personas con riesgo de presentar pie diabético, la FID en su último informe manifiesta:

“menos de un tercio de los médicos a nivel mundial reconocen manifestaciones de neuropatías periféricas relacionadas con la diabetes, incluso cuando el paciente es sintomático” (1)

La responsabilidad no solamente se queda en el personal sanitario, cada individuo de la población, debe estar empoderado con su salud y estar en la capacidad de reconocer cualquier eventualidad que la afecte, por ende debe acudir a estilos de vida saludable y a una continua capacitación en formas de reconocimiento de las distintas enfermedades, en especial de las que son silenciosas como la diabetes, para poder intervenir a tiempo.

Aunque en los últimos años ha sido muy nombrada la diabetes, aún se presenta un amplio desconocimiento alrededor del tema.  Es necesario conocer todo el contexto que encierra a la enfermedad para estar en la capacidad de identificar los síntomas primarios.  Para empezar se hace necesario saber qué es la diabetes y diferenciar los diferentes tipos que hay.

La diabetes consiste en una alteración de la producción o función que cumple la insulina en el cuerpo, lo que ocasiona que los niveles de azúcar se eleven de manera inusual y prolongada, por encima de los valores de referencia.  Existen 3 tipos de diabetes, la tipo 1 consiste en la ausencia de producción de insulina por parte del páncreas y sucede de forma intrínseca, según los expertos, por influencia genética, viral o mínimamente ambiental (5); la diabetes tipo 2, es la más común, y se caracteriza porque el cuerpo no se produce suficiente insulina o no la usa bien (las células la ignoran), esto dado por factores generalmente extrínsecos, como hábitos de vida saludable (6); la diabetes gestacional, que es desarrollada solo durante el embarazo, debido a los cambios hormonales que hacen que el cuerpo sea menos capaz de usar la insulina (5) .

Es importante abordar la enfermedad desde la perspectiva familiar y de cómo la educación a los pacientes, pero aún más importante de los no pacientes, es un pilar fundamental para generar un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno.  A medida que la población se empodere de su salud y genere promoción de hábitos saludables, las principales causas que son obesidad y sedentarismo, empezaran a disminuir su incidencia y por ende la de la diabetes.

 

Referencias

1. IDF. IDF Diabetes Atlas, novena edición. Bruselas : s.n., 2019. ISBN: 978-2-930229-87-4.

2. CDC. National Diabetes Statistics Report, 2017. Atlanta : Dept of Health and Human Services, 2017.

3. OPS / OMS. Daibetes en las Américas. 2016. Infografia.

4. CUENTA DE ALTO COSTO.  Boletin de Información Técnica Especializada.. [ed.] CAC. 17, Bogotá : s.n., 2018, Vol. 4.

5. NIH. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. [En línea] 2019. [Citado el: 14 de 11 de 2019.] https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/dia....

6. MINSALUD. Qué es la Diabetes? [En línea] 15 de 11 de 2019. [Citado el: 15 de 11 de 2019.] https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/PENT/Paginas/diabetes.aspx.