Resoluciones

Colombia definió ruta para la muerte digna de pacientes terminales

La expedición de la resolución que señala el procedimiento para que los pacientes terminales tengan una muerte digna, sigue levantando comentarios a favor y en contra. En países como Holanda, Bélgica, Suiza y Luxemburgo está permitida la eutanasia. En el caso de Estados Unidos, solo cinco estados avalan el procedimiento.

En el mundo se sabe que en países como Holanda, Bélgica, Suiza y Luxemburgo está permitida la eutanasia. En el caso de Estados Unidos, solo cinco estados avalan el procedimiento.

El mes terminó con un tema de mucho debate en diferentes sectores del país: la medida del Ministerio de Salud y Protección Social para garantizar la muerte digna a pacientes terminales.

Con la resolución 1216 del 20 de abril del 2015[RRI1] ,esta cartera cumplió la orden que le dio la Corte Constitucional en la Sentencia T-970 del 4 de marzo del 2015, de definir los trámites administrativos y los responsables que deben dar curso a la solicitud voluntaria de pacientes terminales de poner fin a su vida en condiciones dignas. La Corte había fijado un plazo máximo de 30 días.

En ese sentido, la resolución (que tiene 19 artículos) creó la ruta que deben seguir paciente, familiares e instituciones de salud para que el Sistema de Salud le garantice la eutanasia cuando lo solicite en armonía con la Sentencia C-239 de 1997.

Precisamente, dicha sentencia despenalizó el homicidio por piedad, pero no señaló la forma como se debía llevar a la práctica, lo cual requería definición. El fallo de la sentencia, considerado histórico, fue redactado por el magistrado Carlos Gaviria Díaz, fallecido de manera reciente. A ello se refirió el Auto de la Corte Constitucional, con ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas, en el que le pidió al Gobierno que no postergara más la decisión y reglamentara este tema. Como antecedente también puede mencionarse que en el Congreso se hundieron cuatro proyectos que buscaron avanzar sobre lo definido por la Corte Constitucional en 1997.

Qué dice la resolución

El documento crea los comités científicos interdisciplinarios que se encargarán de analizar cada caso. Además define su conformación y sus funciones, y señala las responsabilidades que tienen al respecto hospitales y EPS.

Es claro al indicar que la condición para aplicar una muerte digna es que el enfermo esté en fase terminal, definido como "todo aquel que es portador de una enfermedad o condición patológica grave, que haya sido diagnosticada en forma precisa por un médico experto, que demuestre un carácter progresivo e irreversible, con pronóstico fatal próximo o en plazo relativamente breve, que no sea susceptible de un tratamiento curativo y de eficacia comprobada, que permita modificar el pronóstico de muerte próxima; o cuando los recursos terapéuticos utilizados con fines curativos han dejado de ser eficaces".

El parágrafo de este mismo artículo aclara que "cuando exista controversia sobre el diagnóstico de la condición de enfermedad terminal se podrá requerir una segunda opinión o la opinión de un grupo de expertos".

En la resolución, el Ministerio explica que una vez fue notificado por la Corte Constitucional sobre su deber de proceder con este tema, convocó a un grupo de trabajo interdisciplinario, conformado por expertos académicos, para trabajar en este asunto. El grupo sesionó los días 27 de febrero, 6 de marzo, 16 de marzo, 20 de marzo, 10 de abril y 16 de abrilde 2015."Dejó como soporte de su trabajo sendas ayudas de memoria en las que efectúa una serie de recomendaciones sobre las directrices que se deben emitir en cumplimiento de lo ordenado por el Alto Tribunal".

De igual forma, afirma que tomando en cuenta las recomendaciones del grupo de trabajo y la complejidad del tema, el Ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria,solicitó una ampliación del término, así como una audiencia especial para aclarar ciertos tópicos dentro del procedimiento a morir con dignidad; pero la Corte Constitucional nególas peticiones mediante Auto de 26 de marzo de 2015 y procedió a reiterar los plazos establecidos.

Reacciones

Se han escuchado voces a favor y en contra sobre esta medida, como lo han registrado los medios de comunicación. Una de las más enérgicas ha sido la del procurador, Alejandro Ordóñez, que en carta enviada al ministro Gaviria le solicitó no expedir la resolución advirtiéndole que dicha reglamentación no es competencia del ejecutivo, sino exclusivamente del Congreso de la República. Además, le asegura que está siguiendo la orden de una sentencia que está siendo discutida.

"La Procuraduría General de la Nación comprende la voluntad del Ministerio para cumplir con las decisiones judiciales, pero es necesario advertir que en este caso se está ante una orden que, además de provenir de una sentencia cuya nulidad está siendo discutida, exige a la cartera que usted dirige que actúe por fuera de sus competencias legales y constitucionales y en abierta contradicción del mandato constitucional de que este tipo de asuntos sean regulados por el legislador estatutario", advirtió el procurador Ordóñez en su misiva.

Estas son algunas de las opiniones que circularon en medios:

"Es una bofetada al Congreso, que en 18 años no ha hecho nada al respecto, a pesar de ser el responsable de reglamentar este asunto", Miguel Rincón, constitucionalista.

"Es un paso en firme y en el camino correcto, pero aún falta consolidar el mandato de la Corte Constitucional que reconoció la muerte digna como un derecho fundamental que hay que garantizar", Juan Mendoza-Vega, presidente de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente y de la Academia Nacional de Medicina.

"Es un atentado al valor sagrado de la vida humana que debe ser custodiado en toda circunstancia", Pedro Mercado, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Colombia.

"El derecho a la eutanasia aparece como políticamente correcto, pero es la verdadera herencia del nazismo", Alejandro Ordóñez, procurador de la nación.

"Parece hecha para aliviar el sufrimiento de los familiares y no de los enfermos",
Claudia Agámez, expresidenta de la Asociación Colombiana de Cuidados Paliativos.

Abecé del trámite de muerte digna, publicado en El Tiempo

Paciente terminal. Quien solicite el derecho a morir dignamente debe padecer una enfermedad que no tenga tratamiento y cuyo desenlace es la muerte inminente.

Verificar la atención. Antes de hacer efectivo el derecho a morir con dignidad se debe hacer una verificación de la atención que la persona recibió en cuidados paliativos para su enfermedad.

Los costos no son impedimento. Las EPS deben garantizar el derecho a una muerte digna de toda persona que lo solicite y ayudar a que se cumpla con este servicio sin barreras.

Comités de tres profesionales. Los comités del derecho a morir con dignidad estarán conformados por un médico con la especialidad de la patología que padece la persona, un abogado y un psiquiatra o psicólogo clínico, que serán designados por los hospitales.

Sin objeción de conciencia. Antes de la conformación del equipo o comité, debe quedar claro que ninguno de sus miembros alegará la objeción de conciencia para bloquear la decisión del paciente. Esta posibilidad tampoco la podrán argumentar las instituciones.

Consentimiento previo. En caso de que la persona mayor de edad se encuentre en incapacidad de manifestar su deseo, dicha solicitud podrá ser formulada por quienes estén legitimados para dar el consentimiento sustituto cuando exista una constancia escrita de tal voluntad.

10 días por solicitud. En un plazo máximo de 10 días calendario, siguientes a la solicitud hecha por el paciente de morir con dignidad, el comité analizará los documentos y le preguntará al paciente si reitera su solicitud. De ser así, aprueba el procedimiento.

24 horas definitivas. Después de que el caso es aprobado por el comité, el hospital tiene un plazo de 24 horas para designar un médico no objetor de conciencia para practicar el procedimiento, que se debe realizar en la fecha que el paciente decida o dentro de los siguientes 15 días calendario.

EPS harán efectivo el derecho. Estas entidades prestadoras de salud serán las encargadas de comunicarse con el comité y de hacer que se cumpla este derecho.

Sí a los cuidados paliativos. Las personas con enfermedades en fase terminal tienen derecho a la atención en cuidados paliativos para mejorar la calidad de vida. Estos pacientes pueden desistir de manera voluntaria y anticipada de tratamientos médicos innecesarios que no representen una vida digna para ellos.

No intervención. Las EPS no podrán interferir, en ningún sentido, en la decisión que adopte el paciente en relación con el derecho a morir con dignidad mediante actuaciones o prácticas que la afecten o vicien.

Atención psicológica. Esta será otra de las obligaciones de la EPS tanto con el paciente terminal como con su familia.

Desistir de la decisión. En medio de la solicitud de una muerte digna, el paciente –dice la resolución– puede desistir en cualquier momento del proceso, lo mismo podrán hacer quienes estén autorizados para tomar esta decisión.

 

Medios consultados:

 

http://www.las2orillas.co/polemica-en-el-ministerio-de-salud-por-una-ley/

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/eutanasia-en-colombia/15593475

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/eutanasia-ministerio-de-salud-expide-protocolo-para-atender-casos-de-muerte-digna-en-colombia/15587816

http://www.noticiasrcn.com/nacional-pais/esta-lista-resolucion-reglamenta-muerte-digna-colombia

http://www.semana.com/nacion/articulo/eutanasia-procuraduria-pide-minsalud-echar-atras-reglamentacion/424902-3