Estado de Salud
Agosto 1 de 2016

Tasa de Mortalidad por VIH/Sida - Georeferenciado

Tabs indicador

Indicador - Gráfica

La Tasa de Mortalidad por VIH/Sida es el número total de defunciones estimadas por VIH/Sida en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.

Análisis

¿Qué dicen estos datos?

La infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) afecta a 33,4 millones de personas en el mundo, quienes en su mayoría viven en países de ingresos medios y bajos (1). Adicionalmente, es la primera causa de muerte por causas infecciosas, ocasionando 1,8 millones de muertes al año (2). Según el último informe de Estadísticas Sanitarias Mundiales 2012, se calcula que, en 2010 se presentaron 2,7 millones de casos nuevos de infección por VIH, esto es, un 15% menos que los 3,1 millones de personas que se infectaron en 2001. En 22 países del África subsahariana las tasas descendieron a un ritmo parecido en el último decenio pero esta región sigue soportando alrededor del 70% de la carga mundial de infecciones por el VIH. A finales de 2010, según las estimaciones, 34 millones de personas vivían con el VIH, lo que supone un incremento con respecto a los años anteriores. Con la mejora en el acceso a los tratamientos antirretovíricos en los países de ingresos bajos y medianos (el número de personas atendidas en 2010 fue 16 veces mayor que en 2003), seguirá aumentando la población que vive con el VIH, ya que serán menos las personas infectadas que mueran por causas relacionadas con el Sida (3).

A pesar de los esfuerzos realizados por los países, las agencias de ayuda internacional y de iniciativas de salud global, así como los compromisos hechos por la comunidad internacional, el número de nuevos casos continúa superando al de las personas que acceden a tratamiento. La disponibilidad de fórmulas apropiadas para el tratamiento de niños que viven con VIH aún es deficiente. En adición a esto, la financiación internacional para programas contra el VIH no se ha incrementado desde el 2008 (4).

En parte esto refleja la urgencia de establecer nuevas prioridades y mecanismos de cooperación y de financiación sobre una base más sostenible (en África, parte de la respuesta nacional es en extremo dependiente de la cooperación y ayuda internacional). Algunos compromisos establecidos por la comunidad internacional quedaron plasmados en la Declaración Política sobe VIH/Sida que deben cumplirse en 2015, e incluye entre otros 1) la reducción de la transmisión sexual en un 50% 2) la eliminación de la transmisión vertical del VIH y la mortalidad materna asociada al VIH/Sida, 3) alcanzar la meta de 15 millones de personas con tratamiento antirretroviral, 4) reducir la mortalidad por tuberculosis entre las personas que viven con VIH en un 50%, y 5) movilizar recursos para cumplir con la meta de inversión anual estimada en US $22-24 billones (4).

En el área andina, la mortalidad por VIH/Sida aún se encuentra distanciada de los primeros lugares que para el 2005 estaban ocupados por enfermedades cardiovasculares, homicidios y otras enfermedades crónicas (5). Sin embargo, ocupa la séptima causa de muerte en hombres de 20 a 49 años (5). Adicionalmente, se identifican problemáticas comunes en esta región tales como la inequidad y violencia de género relacionadas con la transmisión del VIH, lo cual puede ser similar en Colombia, teniendo en cuenta que el 72% de las mujeres viviendo con el VIH/Sida que se encuentran dentro de los programas de disminución de la transmisión materno-fetal tenían una relación estable (5).

En Colombia, si bien se ha presentado una disminución en las cifras, la epidemia no ha desaparecido. Según los criterios de clasificación en el mundo por ONUSIDA, la situación de la epidemia en Colombia es concentrada, dada la prevalencia, en por lo menos una de las poblaciones con factores de vulnerabilidad –hombres que tienen sexo con hombres (HSH)-supera el 5% mientras que la prevalencia en mujeres gestantes no es superior a 1%. La tendencia de la prevalencia es creciente y la población de mayor afectación por edad está en el grupo de 25 a 25 años (6)

Según el Informe  del comportamiento en la notificación de VIH-Sida hasta el Periodo epidemiológico XIII, año 2015 del Instituto Nacional de Salud, se han reportado un total de 101507 casos de infección por VIH y Sida y 11947 fallecidos. Esta cifra corresponde a los casos acumulados desde 1983, con corte al 31 de diciembre de 2014. De acuerdo con estas cifras se observa un crecimiento sostenido del número de casos notificados, situación que se comporta igual para hombres y mujeres. Para el año 2014, se reportaron 10094 casos, correspondientes a 7693 casos de VIH, 1668 de SIDA, 726 muertes y 7 casos sin dato del estadío clínico, se observó una participación del 74,43 % para hombres, 25,57 % para mujeres, con una razón de masculinidad que desciende de 10:1 en la década de los noventa a 2,91 en el 2014. Aunque en los últimos años el sistema de vigilancia y registro de VIH y Sida ha mejorado, estas cifras implican un importante subregisto. Colombia tiene una epidemia concentrada, es decir, que la enfermedad se presenta principalmente en grupos de alta vulnerabilidad: trabajadores y trabajadoras del sexo, hombres que tienen sexo con hombres (HSH), con una prevalencia que está por encima del cinco por ciento en el grupo de HSH, mientras que en el resto de población es menor del uno por ciento (6).

Sin embargo, la población colombiana también enfrenta condiciones de vulnerabilidad derivadas de factores socioeconómicos como la pobreza, el desplazamiento interno, la marginalidad y la desigualdad de género que inciden en el crecimiento de la epidemia y podrían contribuir a su generalización. (6).

En el contexto de la epidemia por VIH/Sida, la mortalidad permite valorar indirectamente la velocidad de las defunciones asociadas mediante el cálculo de la tasa de mortalidad por 100.000 personas. La tendencia que se representa de este valor es valiosa para contestar si la epidemia está estable o continúa con bajos niveles de oportunidad diagnóstica o terapéutica. Se puede utilizar como indicio de situaciones de multiresistencia en las cuales se aprecia el incremento en la mortalidad a pesar de disponer de diagnósticos oportunos y acceso a Tratamiento Antirretriviral (TAR). Situación que de ser percibida, debe estar apoyada por estudios de biología molecular (6).

Según los datos de Así Vamos en Salud, a partir de 1998 se observa un aumento de la mortalidad por VIH/Sida evidenciando discretos picos en el 2004 y 2007, para luego estabilizarse a partir del 2008. En el 2015 se reportó una tasa de 4,88 muertes por cada 100.000 habitantes, presentando un descenso respecto al comportamiento del año anterior.  En el 2015, los departamentos de Quindío y Risaralda, continúan siendo los departamentos que presentan las mayores tasas de mortalidad por VIH/Sida, por encima de 9 muertes por 100.000 habitantes.

La estabilidad del comportamiento de la mortalidad podría corresponder al efecto positivo de la atención integral y a la disponibilidad de medicamentos antirretrovirales para quienes lo necesiten, independientemente del tipo de aseguramiento en salud que presenten. Por otra parte, la mortalidad puede asociarse a diagnósticos tardíos (en etapa Sida avanzado), por dificultades para el acceso al diagnóstico, al TAR y a la baja percepción de riesgo o vulnerabilidad, que pueden hacer que las personas consulten en condiciones de gran deterioro. Todas estas posibilidades deben ser valoradas de manera individual con estudios de cohortes que incluyan otras opciones como fallas terapéuticas por baja adherencia al TAR o a infecciones con cepas resistentes (6).

El acceso a terapia antirretroviral ha demostrado aumentar la supervivencia y disminuir las enfermedades relacionadas con el VIH/Sida (7). Adicionalmente, los estudios también han evidenciado una significativa reducción en la infección por VIH tras el consumo de antirretrovirales (7). En el documento "Resumen de la situación de la epidemia por VIH/Sida en Colombia" el Ministerio de Salud y Protección Social presenta unas proyecciones con las cuales se estima que el 76% de los pacientes con VIH que requieren tratamiento, lo reciben (8). No obstante estas cifras corresponden a proyecciones y no a información real, por esta razón, es importante contar con información actualizada y basada en los tratamientos antirretrovirales que efectivamente se proveen para conocer el estado de la epidemia y la calidad del control a la misma en Colombia.

A pesar de los avances legislativos en materia de mejorar la atención por parte del Estado colombiano a la población que padece esta enfermedad (Ley 972 de 2005 y la Resolución 3442 de 2006), conviene señalar que un aspecto fundamental para el adecuado control de cualquier enfermedad y para conocer el efecto de las acciones hechas por el Estado es el seguimiento de dicha enfermedad. En Colombia no se ha logrado consolidar un sistema sólido de seguimiento del estado de la epidemia. En el año 2006 se creó el Observatorio de VIH/Sida del Ministerio de Salud y Protección Social, en donde se ha realizado un gran esfuerzo por fortalecer el reporte de esta enfermedad y por la construcción de indicadores sobre el manejo y control de los pacientes. Sin embargo, este observatorio reconoce limitaciones en su fuente principal que es el SIVIGILA (Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Instituto Nacional de Salud) por diagnóstico tardío, subregistro, fallas de digitación y retraso en la notificación (8).

En cuanto al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la meta establecida para este indicador es la reducción de la mortalidad en un 20%. En el documento Conpes 91 del 2005, se establece construir una línea de base para evaluar dicho indicador. Sin embargo este parámetro no se generó y la evaluación de este indicador no fue posible (9). No obstante entre el 2000 y el y el 2008 ha habido un aumento del 22% en la mortalidad. Es necesario entonces definir la línea de base y la meta para el seguimiento a partir del 2010. No obstante, en el documento Conpes 140 de 2011, mediante el cual se modifican las metas y estrategias de Colombia para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM- la meta de la reducción de la mortalidad continua sin línea de base (10) y por ende sin potencial evaluación.

A pesar de la aprobación del Modelo de Gestión Programática en VIH/Sida que incluye la Guía de Atención Integral del VIH/Sida y de la inclusión al POS de los medicamentos y procedimientos diagnósticos disponibles en Colombia para este fin (11), se siguen presentando tutelas por tratamientos, medicamentos y procedimientos diagnósticos para pacientes con VIH/Sida, de acuerdo con el informe de la Defensoría del pueblo en 2015 (12).

Es necesario que el Ministerio de Salud y Protección Social establezca medidas para garantizar el acceso efectivo de la población afectada mediante su identificación y posterior seguimiento por parte de las EAPB, ésta última recomendación debe ir de la mano con el fortalecimiento de la información sobre incidencia y morbilidad en pacientes con VIH/Sida por medio del posicionamiento del observatorio de VIH/Sida del Ministerio de Salud y Protección Social como proveedor de información robusta sobre el estado de la infección en Colombia.

Referencias Bibliográficas

  1. World Health Organization. Sitio Web World Health Organization. [Online].; 2010 [cited 2011 Enero 7. Available from: http://www.who.int/features/factfiles/hiv/facts/en/index.html.
  2. UNAIDS. Global Report : UNAIDS report on the global AIDS epidemic 2010. ; 2010.
  3. Organización Mundial de la Salud. Estadísticas Sanitarias Mundiales. ; 2012.
  4. Buse K, Martin G. AIDS: Ushering in a new era of shared resposability for global health. Globalization and Health. 2012 July.
  5. Organizacion Panaméricana de la Salud. Salud de Las Américas 2007- Volumen Regional Washington; 2007.
  6. Instituto Nacional de Salud. Reporte de evento VIH/Sida hasta el período epidemiológico XIII, año 2015.
  7. World Health Organization. Rapid advice: antiretroviral therapy for HIV infection in adults and adolescents Ginebra: WHO Press; 2009.
  8. Ministerio de la Protección Social: Direccion General de Salud Pública. Resumen de la situación de la Epidemia por VIH/Sida en Colombia 1983-2009. Bogotá:; 2010.
  9. Direccion Nacional de Planeación & Naciones Unidas. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio II: Informe de Seguimiento 2008 Bogotá: Grupo de Comunicaciones y Relaciones Públicas DNP; 2010.
  10. Consejo Nacional de Política Económica y Social. Documento Conpes # 140: Modificación a Conpes social 91 del 14 de Junio de 2005: "Metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio-2015". Bogotá: Departamento Nacional de Planeación; 2011.
  11. Ministerio de la Protección Social, ONUSIDA & Grupo temático para Colombia. Plan Nacional de Respuesta ante el VIH y el Sida, Colombia 2008-2011 Bogotá: Imprenta Nacional; 2008.
  12. Defensoría del Pueblo. La tutela y el derecho a la salud 2014. ; 2015.
  13. Simon V, D Ho D, Abdool Kari Q. HIV/AIDS epidemiology, pathogenesis, prevention, and treatment. The Lancet. 2006 August 5; 368(9534): p. 489-504.