Estado de Salud
Agosto 1 de 2016

Tasa de Mortalidad por Enfermedad Hipertensiva - Georeferenciado

Tabs indicador

Indicador - Gráfica

La Tasa de Mortalidad por Enfermedad Hipertensiva es el número total de defunciones estimadas por enfermedad hipertensiva en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.

Análisis

¿Qué dicen estos datos?

Las enfermedades hipertensivas en conjunto fueron la novena causa de muerte en Colombia para el 2009 (1), y en el 2010, la octava causa de mortalidad. Para el año 2005, una de las complicaciones de esta enfermedad, la cardiopatía hipertensiva (modificaciones en el corazón secundarias a la tensión alta) era la primera causa de años perdidos por discapacidad en la población general, en particular en el grupo de 30 a 69 años y la quinta en los mayores de 70 años (2).

Según el Informe sobre la Situación Mundial de las Enfermedades no Transmisibles, 2014, la hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel global, produciendo un total de 9.4 millones de muertes y el 7% de riesgo de enfermedad –al medirlo en AVISAS (3). Al no ser adecuadamente controlada, la hipertensión arterial puede provocar a su vez accidente cerebrovascular, infarto agudo del miocardio, falla cardíaca, demencia, falla renal y ceguera, con los consecuentes impactos no solo en la salud individual. También tiene impactos en los sistemas de salud a nivel de la sostenibilidad financiera y en el ámbito de la prestación de los servicios de salud (3).

En la tendencia se observa un aumento marcado entre 1998 y 1999, posteriormente una disminución gradual. Sin embargo, a partir del 2005 se presenta nuevamente un aumento de las muertes, evidenciando en promedio un aumento aproximado del 8% en dichas muertes desde 1998. Según la información del programa Así Vamos en Salud, en Colombia durante el 2015 se presentó una de 17,08 muertes por 100.000 habitantes.

A nivel departamental, las tasas más altas de mortalidad por hipertensión se presentan en Boyacá, Norte de Santander, Sucre y Nariño, con tasas por encima de 20 muertes por 100.000 habitantes, según lo observado en los datos de Así Vamos en Salud durante el año 2015. Estos datos son congruentes con los reportados por la Encuesta Nacional de Salud, como en el caso de Boyacá en donde solamente el 71.5% de los pacientes atendidos por Hipertensión Arterial en consulta externa reciben recomendaciones acerca de la realización de exámenes para medir los niveles de colesterol y triglicéridos, indispensables para la valoración del riesgo de enfermedad cardio y cerebrovascular (4). Adicionalmente, en Colombia solo el 2,6% de los pacientes con hipertensión son instruidos sobre ejercicios para mejorar la salud en algún punto de su atención (4) y solo el 9% se encuentra con niveles de tensión arterial adecuados (5). Se evidencia así un déficit en la atención integral del paciente con hipertensión.

Un factor asociado a la mortalidad es el acceso a tratamiento y control de esta patología, que puede explicarse desde el indicador de cobertura efectiva, el cual tiene tres componentes: la calidad de la intervención ofrecida por los proveedores de salud, la utilización de la intervención por parte de los individuos y los individuos en necesidad de intervención. Con el propósito de estimar el indicador de cobertura efectiva del tratamiento de hipertensión arterial en Colombia y el interés de evidenciar las diferencias entre hipertensos controlados e hipertensos no controlados, así como los factores que se encuentran relacionados con la hipertensión arterial no controlada se analizó la información de la Encuesta Nacional de Salud (ENS 2007) (6). Para esto se llevó a cabo un estudio descriptivo, de corte transversal con la información de la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2007 realizada en Colombia. Se estimó la prevalencia de hipertensión general y se estimó el indicador de cobertura efectiva (hipertensos que estando diagnosticados se encontraban en tratamiento y con cifras de tensión arterial menores de 140/90 mm de Hg). Como principales resultados se encontró que 7,94% de los hipertensos se encontraban diagnosticados y controlados, 19,44% diagnosticados y no controlados, 63,50% sin diagnosticar y 9,12% se encontraban diagnosticados y sin tratamiento; además se halló una asociación entre ser hipertenso no controlado y ser mayor de 40 años, tener hiperglucemia e hipercolesterolemia. (6).

Este trabajo permitió identificar que según la información de la ENS 2007, es baja la proporción de hipertensos diagnosticados y en tratamiento que se encuentran con cifras de tensión arterial controlada (cobertura efectiva), por tanto existe un enorme desafío para que los prestadores de servicios promuevan programas enfocados en las actitudes y comportamientos de los pacientes, así como para la academia en continuar capacitando y formando personal médico en el tratamiento de esta enfermedad para evitar desenlaces como el infarto agudo de miocardio u otras enfermedades cardiovasculares y sus consecuencias (6).

Una vía para lograr una atención integral, de calidad y coherente con la evidencia científica es la adopción de guías de manejo.  La última guía fue actualizada en el año 2013, producto de un trabajo conjunto de la Pontificia Universidad Javeriana, la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad de Antioquia que constituyeron la Alianza CINETS (Centro Nacional de Investigación en Evaluación de Tecnologías en Salud), la Asociación Colombiana de Medicina Interna, la Sociedad Colombiana de Cardiología y la Asociación Colombiana de Nefrología e Hipertensión Arterial, como un ejercicio de interdisciplinariedad que lleve a la adherencia del cuerpo médico a este tipo de recomendaciones, y contribuya a la sostenibilidad financiera del sistema de salud y finalmente al mejor control de estas enfermedades.

Referencias Bibliográficas

  1. Así Vamos en Salud. Capítulo 1 Indicadores del seguimiento al sector salud, Sección 2: diez primeras causas de muerte para Colombia. In Así Vamos en S. Reporte Anual 2009: Tendencias de la Salud en Colombia. Bogotá; 2010. p. 20.
  2. Pontificia Universidad Javeriana &Cendex. Carga de Enfermedad Colombia 2005: Resultados Alcanzados Bogota; 2008.
  3. Organización Mundial de la Salud. Informe sobre la Situación Mundial de las Enfermedades no Transmisibles, 2014..
  4. Ministerio de la Protección Social, Colciencias &Cendex. Encuesta Nacional de Salud 2007: Resultados Nacionales Bogotá; 2009.
  5. Observatorios de la Salud para América Latina y el Caribe. Informe Regional de Cobertura Efectiva. Bogotá:; 2010. Report No.: 978-958-96648-5-8.
  6. Martínez S, Carrasquilla G. Cobertura Efectiva de hipertensión arterial en Colombia: diferencias entre hipertensos controlados y no controlados. CEIS-Fundación Santa Fe de Bogotá, 2012. Información Preliminar.