Estado de Salud
Agosto 1 de 2016

Tasa de Mortalidad por Diabetes Mellitus Georeferenciado

Tabs indicador

Indicador - Gráfica

La Tasa de Mortalidad por Diabetes Mellitus es el número total de defunciones estimadas por Diabetes Mellitus en una población total o de determinado sexo y/o edad dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.

Análisis

¿Qué dicen estos datos?

Según el Informe sobre la Situación Mundial de las Enfermedades no Transmisibles 2014, de la Organización Mundial de la Salud, en el año 2012 se produjeron un total de 1.5 millones de muertes por causa de la diabetes, lo que corresponde a un total de 89 millones de AVISAS. A su vez, la prevalencia global de diabetes (definida como el valor de glucosa en ayunas de ≥7.0 mmol/L [126 mg/dl] o que presenta medicación para el manejo del aumento de glucosa en sangre) fue estimada en 9% para 2014. Esta prevalencia fue más alta en la Región  Mediterránea Oriental (14% para los dos sexos), y más baja en las regiones de Europa y Pacífico Occidental (8% a 9% para ambos sexos respectivamente). En general, los países de bajos ingresos presentaron las prevalencias más bajas, y los países de ingreso medio alto presentaron las prevalencias más altas de diabetes para ambos sexos (1).

La diabetes (Diabetes Mellitus) es responsable del 6% de las muertes a nivel mundial y 83% de esas muertes ocurren en países de ingresos medios y bajos (2). Adicionalmente, es una de las primeras diez causas de discapacidad en el mundo. Se estima que aproximadamente 10 millones de personas con diabetes sufren de complicaciones discapacitantes y que amenazan su vida como las enfermedades cerebrovasculares, la ceguera o la disminución de la visión, la amputación de miembros inferiores y falla renal. La organización Mundial de la Salud reporta que 15 millones de personas en el mundo son ciegas como consecuencia de la diabetes (3).

A su vez, de acuerdo con el Informe Salud en las Américas 2007 en el área andina, la diabetes fue la tercera causa de muerte en mujeres y la quinta en hombres mayores de 60 años. Chile presenta una tasa de mortalidad de 20,6 mientras que países como El Salvador y Perú tienen tasas de 14.4 y 12.3 respectivamente, mientas Colombia para dicho informe reportó tasas de 20.7 muertes por 100.000 habitantes (4).

De acuerdo a los datos del Observatorio Así Vamos en Salud, para el 2015 la tasa de mortalidad por esta enfermedad fue de 15,05 muertes por cada 100.000 habitantes.

Menos del 1% de estas muertes ocurren en menores de 15 años, intervalo en el cual las muertes por diabetes de tipo I es más frecuente, único tipo de diabetes que no es prevenible mediante la modificación de hábitos alimentarios y la realización de actividad física (5).

Para el año 2015, a nivel departamental, Norte de Santander, Santander y Valle del Cauca presentaron tasas superiores a las 20 muertes por 100.000 habitantes. Por otra parte Putumayo, Chocó, La Guajira y Vaupés presentan tasas inferiores a las 10 muertes por 100.000 habitantes.

Según el Informe Regional de cobertura Efectiva 2010, el porcentaje a nivel nacional de pacientes diabéticos controlados va de 9.82% para personas entre los 18 y los 29 años y al 30% en los sujetos de 50 a 69 años (6). Cifras preocupantes si se tiene en cuenta que la diabetes no controlada conlleva a complicaciones graves como amputaciones y que se encuentra dentro de las primeras causas de enfermedades como la falla renal, la ceguera y las enfermedades cardiovasculares (7). Adicionalmente, llama la atención que factores de riesgo tanto para enfermedades cardiovasculares como para diabetes presentan altas prevalencias. Tal es el caso de la obesidad y el sobrepeso que se presenta en el 51.1% de la población colombiana y la inactividad física, presente en 2 de cada 3 colombianos (5).

Hay tres líneas de acción para prevenir las muertes por diabetes. La primera es el mejoramiento de los resultados en salud de las personas que sufren de diabetes; la segunda, la prevención del desarrollo de diabetes tipo 2 fomentando los hábitos alimentarios saludables y la actividad física; y como tercera línea de acción, la detención de la discriminación contra las personas con diabetes estimulando el conocimiento de sus derechos y empoderando a las personas con diabetes de acudir a los centros de salud que brinden una atención integral a paciente con diabetes (2). Dado que la Organización Mundial de la Salud considera que la línea de mayor impacto es la prevención del desarrollo de diabetes tipo 2 por medio del fomento de hábitos alimentarios saludables y la promoción de la actividad física (8), es clave darle una atención especial a esta línea.

En cuanto a la prevención del desarrollo de diabetes tipo 2 en Colombia, mediante la Ley 1355 de 2009 (9) se busca en la actualidad promover los hábitos alimentarios saludables y la actividad física. Sin embargo, la reglamentación todavía es deficiente, reduciéndose al reglamento técnico sobre requisitos de etiquetado nutricional (10) y a la creación de la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional – CISAN. Aspectos como la reglamentación y control de los contenidos y requisitos de las grasas trans y saturadas en todos los alimentos (con el fin de prevenir el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a éstas) las estrategias de información, educación y comunicación dirigidas a promover una alimentación balanceada y saludable de la población colombiana en especial de niños y adolescentes, y los sistemas de vigilancia de sobrepeso y obesidad contemplados en la ley siguen pendientes, lo cual no permite que se logre atacar el problema de manera adecuada (11).

Las estrategias que han demostrado tener un mejor perfil de costo-efectividad han sido los paquetes de medidas que abarcan muchas estrategias en una (campañas en medios de comunicación, regulación de la publicidad de alimentos y reglamentación de etiquetado) en contraste con estrategias individuales para disminuir la obesidad o aumentar los hábitos saludables que no resultan tan efectivas. Dentro de este paquete de medidas aquellas con mayor efecto sobre la carga de enfermedad son las regulaciones a la publicidad de los alimentos, la consejería con médicos y las medidas fiscales encaminadas a disminuir el costo de las frutas y las verduras y que aumenten el costo de los alimentos ricos en grasas (12).

En cuanto a la consejería médica es muy importante que los profesionales de la salud tengan presente que cada individuo está en un estadio específico del cambio comportamental, es decir, que no todo el mundo está listo para cambiar sus hábitos por diversos motivos (como la cultura, el conocimiento sobre los riesgos o su entorno, entre otros) y dependiendo del punto en el que se encuentren, algunas actividades pueden ser más útiles que otras (13). Por esta razón es importante que el contenido de estas consejerías se ajuste a la población o individuo que se esté interviniendo para obtener mejores resultados.

Referencias Bibliográficas

  1. Organización Mundial de la Salud. Informe sobre la Situación Mundial de las Enfermedades no Transmisibles, 2014.
  2. WHO. Global Health risks:mortality and burden of disease attributable to selected major risks Geneva: WHO Press; 2009.
  3. International Diabetes Federation. A call to action on Diabetes Brussels; 2010.
  4. Pan American Health Organization. Regional Health Observatory. [Online]. [cited 2012. Available from: http://new.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=3501....
  5. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Encuesta Nacional de la Situacion Nutricional en Colombia 2010 - ENSIN Bogota; 2010.
  6. Observatorios de la Salud para América Latina y el Caribe. Informe Regional de Cobertura Efectiva. Bogotá:; 2010. Report No.: 978-958-96648-5-8.
  7. World Health Organization. Fact sheet N°312: Diabetes. [Online].; 2011 [cited 2011 Marzo 5. Available from: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/en/.
  8. Organización Mundial de la Salud. STOP the global epidemic of chronic disease. a practical guide to successful advocacy Vita-Finzi L, editor. Switzerland: World Health Organization; 2006.
  9. Gobierno Nacional de la República de Colombia. Ley 1355 de 2009: Por medio de la cual se define la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a ésta como una prioridad de salud pública y se adoptan medidas para su control, atención y prevención. 2009 Octubre 14..
  10. Ministerio de la Protección Social. Resolución 288 de 2008: Por la cual se establece el reglamento técnico sobre requisitos de rotulado o etiquetado nutricional que deben cumplir los alimentos envasados para consumo humano. 2008..
  11. Jaimes Peña K. Un año después de aprobada, en qué va la Ley de Obesidad? Entrevista con Hernán Yupanqui. Su Vida. 2010 Agosto 28.
  12. Cecchini M, Sassi F, Lauer JA, Lee YY, Guajardo-Barron V, Chisholm D. Tackling of unhealthy diets, physical inactivity, and obesity: health effects and cost-eff ectiveness. Lancet. 2010 Noviembre 11.
  13. 13.Stoltz K, Reysen RH, Wolff L, Kern R. Lifestyle and the Stages of Change in Weight Loss. Journal of Individual Psychology. 2009; 65(1): p. 69-85.