Septiembre 26 de 2016

Embarazo adolescente, el mayor desafío que enfrenta América Latina en Salud Sexual y Reproductiva

Durante la Primera Conferencia Latinoamericana y del Caribe, realizada del 6 al 8 de septiembre de 2016 en Cartagena, se evidenciaron los desafíos que tiene Colombia y América Latina en materia de Salud Sexual y Reproductiva.

En esta región, la pobreza afecta a casi un tercio de la población joven. Un 27.3 % de los jóvenes entre los 15 y 24 años viven en condiciones de pobreza y casi un 10 % en la indigencia, siendo el área rural la zona donde más se evidencian estos índices con un 41 % en comparación con las zonas urbanas con un 23 %.

Entre los problemas de salud que enfrenta la región están las cifras de embarazo en adolescentes que solo las supera África y son más altas que el promedio mundial; la mortalidad materna se ubica entre las tres primeras causas de muerte en las adolescentes entre 15 y 19 años. Así mismo, se calcula que cada año se presentan alrededor de 670 mil abortos inseguros en la población joven.

Por otra parte, casi un 10 % de la población de la región es indígena y un 30 % afrodescendiente, poblaciones históricamente marginadas, excluidas y que en su gran mayoría viven en condiciones de extrema pobreza.

De acuerdo con los expertos, que hicieron refrencia en estos tres días a los diferentes escenarios que rodean la salud sexual y reprodutiva de América Latina y el Caribe, pese a las barreras que existen en la prestación de estos servicios y la prevención de embarazo en adolescentes, cada región debe garantizar a mujeres y jóvenes, en especial a las marginadas, indígenas, afrodescendiente y en situación de pobreza, el acceso sin discriminación a servicios de planificación familiar y anticoncepción, que les permita ejercer y garantizar sus Derechos Sexuales y Reproductivos.

Así mismo, es necesario vincular a los hombres, adolescentes y jóvenes en los programas de salud sexual y reproductiva para superar las inequidades, generar información oportuna, eliminar las brechas de acceso a servicios, promover el respeto a la autonomía y a los derechos de las mujeres y hombres. De igual forma, pactar alianzas regionales para avanzar en la transformación de estas realidades.

Durante el evento, Marta Royo, Directora Ejecutiva de Profamilia Colombia, invitó a los asistentes a reflexionar y pactar acuerdos en los siguientes temas, que en muchas casos, se convierten en barreras para la prestación de los servicios de salud:

  • Asignación de recursos económicos para los programas de planificación familiar.
  • La voluntad de los líderes políticos para apoyar el desarrollo de leyes que faciliten el derecho al acceso de servicios y productos.
  • Propuestas innovadoras que permitan mejorar y ampliar el acceso a la planificación familiar.
  • Promover el seguimiento y la rendición de cuentas a través de procesos de evaluación y monitoreo permanentes.

Para finalizar la Conferencia LAC, que convocó a 21 gobiernos y actores de la sociedad civil de la región, invitó a Gobiernos, organizaciones y entidades de salud a involucrarse y participar activamente en la construcción de una región comprometida en Salud Sexual y Reproductiva.

Comentar